domingo, 18 de mayo de 2008

El último día de clase

Todavía se siente como si fuera el último día del semestre, más allá de que fue el último día de clases de la carrera.

El viernes terminó como cualquier viernes. Cada quien sus planes, cada quien sus manías. Los que se salían temprano de la clase se volvieron a salir temprano. Los que hacen planes tranquilos fueron a cenar a Sanborn's. Quienes acostumbran salir salieron, pero nada que marcara el fin de una de las etapas más importantes de nuestras vidas.

El próximo fin de semana es la prefiesta de graduación. Supongo que ahí nos caerá el veinte de los cuatro años, del tiempo que ha transcurrido y ha tenido impacto sobre nosotros. De que nos conocemos mucho mejor de lo que pensamos. Quizá nos tomemos una fotografía y después, cuando alguien la suba a Facebook, todos nos daremos cuenta de nuestra metamorfosis tanto física como intelectual.

Yo apenas comeinzo a sentirlo. Mañana que me levante y no tenga que ir a la escuela salvo para dejar una carta y un pago. Mañana que el trabajo me absorba y que las tardes estén libres si acaso para estudiar Ecosistemas Geopolíticos, si acaso la materia más difícil del semestre.

Acabé octavo. O estoy a tres exámenes de acabarlo.

2 comentarios: