lunes, 22 de octubre de 2007

De cómo los amigos pueden ser los más hirientes...

Supongo que esta entrada será una de las más clichés de todas mis entradas. Y versa, superficialmente, acerca de los amigos que de tanta confianza pueden hacerte mierda.

Sí, sí, ellos existen, y cuando tú hieres formas a ser parte de ellos. Y es que saben qué te gusta, qué te molesta, saben la combinación exacta de palabras capaces de hacerte más feliz o lastimarte profundamente.

Qué miedo me dan los amigos.

1 comentarios: