domingo, 4 de mayo de 2008

Vendedores

Me chocan los vendedores de las tiendas que acosan a los compradores potenciales. No les es suficiente el "Estoy viendo" que significa que si nos gusta algo entonces les llamaremos para preguntar tallas, probarlo y, si decidimos ése u otro modelo, comprárselo a ellos y no a otros.

Hoy me topé con una vendedora que me molestó mucho:

- Buenas días señorita, ¿puedo ayudarla en algo?
- Muchas gracias, ahorita estoy viendo.

Entonces me quedo unos momentos observando un vestido agradable.

- Ese vestido está muy bonito, señorita... mire nada más la estola, el acabado es idéntico al del vestido. Nos acaba de llegar...

Aunque la estola es horrenda, contesto:

- Sí, muchas gracias.

Parece que la amabilidad le da pie a mostrarme otros vestidos:

- Mire, también tengo con colores, por ejemplo éste.

Me muestra un amarillo ESPANTOSOOO con la tela súper brillosa y corsé.

- Fíjese que no estoy buscando un vestido con corsé. No me gustan.

La vendedora hace cara de sorpresa y me contradice:

- Señorita, pero esa clase de vestidos, con el corsé, le hacen más talle, se lo afinan. Usted necesita uno así.

Estoy plenamente consciente de mi complexión. Justamente por eso no quiero un corsé, porque los corsés mandan todo lo que disimulan para arriba, y a mí me sobra arriba. Haciendo un esfuerzo importante por ser diplomática, contesto:

- Efectivamente, afinan el talle, pero el busto se hace más prominente y, como puede ver, eso no me hace falta. Pero muchas gracias.

Para ese momento ya sacó otro. El vestido más feo que he visto en mi búsqueda. También tiene corsé pero el corsé es como un chaleco. El vestido es color mostaza. ESPANTOSO.

- Mire, este corsé qué bonito, y ni parece corsé e igual le ayudará...

Harta de discutir, y pensando por qué habré entrado en esa conversación para empezar, me doy la media vuelta y digo "sí gracias".

La vendedora me mira fijamente con cara de desaprobación y me pregunta, gritando:

- ¿Busca un vestido largo?

Volteo únicamente la cabeza para contestarle:

- Apenas estoy viendo, gracias.

Y camino presurosa hacia mi abuelo para que nos vayamos.

2 comentarios: