viernes, 31 de diciembre de 2010

2011 que me sabe a continuación de dicha.

Quiero aprovechar este día, el último del año, para agradecerles que hayan estado aquí (ya sea físicamente o de manera presencial). Todos ustedes forman parte importante de mi vida y quiero compartir con ustedes la nostalgia de que se acaba el mejor año de mi vida y la añoranza con el que miro el siguiente.

Así es, todos tenemos que esperar, unos esperan más, otros menos, y yo esperé algunos años para concluir una época y decir que ha sido la mejor hasta ahora. Mis esperanzas ya no están puestas en que llegue mi mejor año sino, mejor dicho, en esperar que el siguiente sea mejor todavía.

Así que en las últimas horas de 2010, mi mensaje para ustedes es que el próximo sea el mejor año de su vida, o que "el mejor" se continúe en 2011, 2012, 2013... etcétera, etcétera. Tal como yo siento por todo el cuerpo y el espíritu la dicha de vivir, espero que todos y cada uno de ustedes la sientan y que me compartan su felicidad y sus ratos amargos, tal como yo he tenido el honor de que ustedes estén dispuestos a compartir los míos.

En fin, espero seguir siendo testigo de sus vidas y protagonista de la mía, y que el porvenir nos traiga a todos muchos éxitos y nuestros deseos colmados.

2 comentarios: