sábado, 3 de septiembre de 2011

Fidelidad

Las guacamayas encuentran una pareja. Con ella pasan el tiempo, quizá se reproduzcan, pero definitivamente son compañeras. Si, por alguna razón, una de las dos se muere, la otra no busca una nueva pareja: se queda sola por lo que le reste de vida.


1 comentarios: