jueves, 2 de agosto de 2007

La normalidad

Se siente raro regresar a la normalidad. Desde hace un par de días que estoy de vacaciones, y ya el lunes entro a la escuela.

Hoy fui a cortarme el cabello, y mientras esperaba a mi amiga Aimé, a quien también se lo cortaron, fumé un cigarro afuera. Entonces comenzó a soplar el viento, y llevó una hoja seca a mi lado. Una hoja muy grande y muy seca. Una hoja preciosa y amarilla, que crujió deliciosamente bajo mi tennis recién lavado.

Fue todo un acontecimiento porque estuve tanto tiempo inmersa en el trabajo, que no me di la oportunidad de apreciar las hojas secas.

1 comentarios: