domingo, 27 de julio de 2008

Noche de Scrabble

Ayer le platicaba a una amiga que lo que hacíamos con mi mamá, lo que siempre hemos hecho es hablar. Hablar mucho y de todo. Hablar y hablar.

No recuerdo noches de juegos de mesa con ella. Jugaba con mi hermano. Nada más.

El viernes iba a salir pero la lluvia torrencial me lo impidió. Mi mamá veía la televisión pero mi hermano le cambió y de pronto me quedé con la propuesta de mi mamá de jugar Scrabble.

Jugamos. Primero mi mamá y yo y en el segundo juego mi abuelo y mi hermano veían nuestras fichas para echarnos la mano. Nos la pasamos muy bien. Era justo lo que nos hacía falta después de varios días difíciles. Y se dio de manera espontánea, sin planearlo, gracias a las coincidencias y a la lluvia que estos días no deja en paz a esta ciudad.

0 comentarios: