lunes, 15 de septiembre de 2008

God of War

En la ausencia de un amigo mío me prestó su Playstation 2 para jugar un videojuego llamado God of War. Es maravilloso.

Sumamente catártico, uno puede hacer en los videojuegos lo que nunca haría en la vida real. Ir por ahí sin comer ni beber, matando seres mitológicos que salen de la nada, que protegen a sirenas con voces hermosas y aspectos horroríficos. Sí, uno derrama sangre ficticia a manera de catarsis.

Estoy, en cierta medida, obsesionada. El viernes pasado estaba jugando y me quemé la mano por la fricción de la piel y el joystick de plástico. Lo peor es que sólo sentí calor, cuando me di cuenta de que tenía el pellejo desprendido y la carne viva, y que una de las líneas de la palma estaba marcada por una pequeña pero muy dolorosa herida, ya había apagado la consola.

Otro amigo dice que me estoy convirtiendo en una geek, sin embargo me parece que exagera un poco... jajaja.

Ya tengo muy pocos días para terminarlo porque mi amigo regresa en tres semanas y me prestó otro juego mucho más largo...

Además, quiero saber cómo Kratos, un mortal pecador, puede ganarle a Ares, el dios de la guerra. Los otros dioses no pueden meterse en la pelea, por lo que el único auxilio que Kratos recibe tiene que ver con las armas y poderes con que los dioses lo proveyeron a lo largo del juego. Además... apenas lo acabaré en easy (mortal mode). En todo caso me faltaría jugar en modo normal (hero) y el modo difícil (god mode).

¿Cuánto costará un Playstation 2? ¿cuánto el juego? ¿Cuánto God of War II?

Kratos, hasta mañana jejejeje.

2 comentarios: