miércoles, 10 de septiembre de 2008

Quien persevera alcanza

Se nace para bailar. Hoy, mientras estaba en clase de Zumba y veía al instructor bailando me quedó clarísimo. Uno puede aprender -como yo aprendí después de que tenía dos pies izquierdos- pero jamás seré tan buena como quien tiene el don.

Hoy, con mi vecina atrás de mí haciendo los pasos, y un montón de desconocidos a mi alrededor, me di cuenta de que, efectivamente, quien persevera alcanza, porque si bien yo no era buena bailarina, con el paso del tiempo me interesó para forjarme como una decente...

Sin embargo hoy reviví todo el esfuerzo que me costó, porque no podía coordinar los ejercicios que ponían.

El que persevera alcanza, el que persevera alcanza...

1 comentarios: