martes, 27 de octubre de 2009

Facebook

Definitivamente me iba mejor sin Facebook. Me gustaba más mi vida sin estar pendiente de la vida de los demás. Pero parece que Facebook ha reforzado la necesidad de los seres humanos de entrometerse en la vida ajena.

Lo acabo de pensar. Hoy que supe que Facebook es la manera de esa persona de seguir conociendo los detalles de la vida de otra -¿de verdad se podrán ver los detalles de una vida a través de Facebook?-.

Me choca Facebook. Si lo volví a abrir fue para dejar abierta la memoria fotográfica que está en mis álbumes. Porque mi abandono hacia la gente ha sido demasiado, y quizá crean que con Facebook estamos más cerca.

Yo sigo en el mismo lugar. Mi órbita ahora está más lejos del sol. Pero así son las elipses, unas veces estás cerca, otras lejos.

En fin, al parecer integrarse a la sociedad implica tener Facebook. Al menos en esta sociedad a la que yo pertenezco.

1 comentarios: