lunes, 28 de diciembre de 2009

Arraigada

No quiero entrar en detalles. Sólo diré que hoy estoy en shock. Fui por mi pasaporte y me dijeron que no me lo pueden dar porque en la pantalla aparezco con la leyenda "arraigo".

Es decir, estoy anclada a este pinche país de mierda. O soy una delincuente, o hay alguien que se llama igual que yo y nació el mismo día.

¿O soy Dr. Jeckyll y Mr. Hyde? ¿Acaso he cometido crímenes que desconozco? ¿Qué he hecho para estar atada a este país? ¿Hay un oráculo que les dice que seré grande y por eso no deben dejarme salir de aquí? ¿O sólo fue una equivocación que, de pronto, me cuarta una de las garantías individuales?

Me pasa que siento que me pisaron las alas. Sentí que me oprimieron el alma. El alma libre.

Esto es como una pésima broma de la vida en el día de los Inocentes.

Estoy prisionera, y México es el domicilio donde decidieron arraigarme.

Vaya forma de terminar el año.

11 comentarios: